CLÍNICA IMAGIX


Es una empresa con 22 años al servicio de la medicina de diagnóstico que logró consolidarse como tal en un mercado competitivo, mediante prácticas transparentes y gracias al comportamiento ético en todos los órdenes.


Leer más

Novedades

Autoexamen de senos


El pecho de la mujer cambia constantemente debido al ciclo menstrual, embarazo y lactancia. Pese a que el 75% de los nódulos de las mamas son benignos, el 25% restante pue­den poner en peligro la vida de la paciente. Por ello el auto­examen es de importancia fundamental, ya que el cáncer de mama es curable si es detectado a tiempo.

El diagnóstico precoz no sólo permite la curación de la paciente, sino también la posibilidad de realizar tratamien­tos no mutilantes, sino conservadores en el sentido de con­servar la mama.

 

El autoexamen permite el diagnóstico precoz de:

Masas tumorales de cualquier tipo

Alteraciones de la piel o el pezón.

También posibilita delimitar la existencia de:

Zonas ocupadas por nódulos.

Cambios de consistencia en determinada zona.

 

Cómo realizar un efectivo autoexamen de mamas

Las mujeres deben examinar sus mamas cada mes.

Mujeres fértiles (aún no llegaron a la meno­pausia): se sugiere 7 a 10 días después del período, ya que las mamas están menos ten­sas e hinchadas.

Mujeres postmenopáusicas: Elegir un día determinado al mes.

Mujeres histerectomizadas: (con extrac­ción del útero) y características especiales, guiarse por los síntomas dependientes de la ovulación.

 

Ubicación de nódulos cancerosos en los senos

Toda mujer debe imaginar que cada seno se encuentra dividido en cuatro partes:

El 41% de los nódulos cancerosos están en el cuadrante superior externo (dirección del hombro).

El 34% en la porción central (pezón).

El 14% en el superior interno (dirección del cuello).

El 5% en el cuadrante inferior interno (direc­ción del ombligo).

El 6% en el inferior externo (dirección del codo).

 

Se debe acudir al médico:

Si hay tumores unilaterales nuevos e inusuales en el tejido mamario o si hay cambios en los mismos.

Si no conoce la técnica apropiada para realizar un autoexamen de mamas.

Si es una mujer de 40 años de edad o mayor y no se ha realizado una mamografía.

 

El autoexamen paso a paso

1 Frente a un espejo deja caer los brazos a lo largo del cuerpo. Evalúa la apariencia de tus senos: Observa que no hayan cambiado de tamaño, que no existan zonas con cambios de color, que los pezones no estén invertidos o retraídos hacia su interior y que no aparezcan zonas elevadas (nodulaciones).

2 Haz la misma observación colocando tus manos sobre las caderas. Realiza movimientos de hombros, de vaivén hacia delante y atrás y mira cómo se com­portan tus senos.

3 Repite la observación después de colocar tus manos en la nuca y luego con los brazos dirigidos hacia arriba.

4 Imagina que tu seno está dividido como un reloj, coloca tu mano (con los dedos juntos) a las 12 (el punto más arriba de éste) y comienza a palparlo haciendo presión con la punta de tus dedos, en sentido circular, buscando detectar la presencia de nódulos. Haz esta operación con la mano derecha para explorar el seno izquierdo y viceversa, teniendo presente que la mano libre debes colocarla detrás de tu cuello.

5 Repite lo mismo en el punto imaginario de las 11, las 10, las 9, etc.

6 Ve ahora al pezón, examínalo y descarta la presen­cia de nódulos y cambios en la apariencia. Presiónalo (como si exprimieras) con los dedos y observa que no exista salida de secreción.

7 Examina tus axilas y descarta la presencia de nódu­los.

8 Debes repetir este examen estando acostada y con una almohada bajo tu hombro derecho para explorar el seno derecho, y bajo el izquierdo al evaluar tu seno izquierdo.

9 Si notas muchos nódulos fibróticos normales (fibrosis quística de mama), debes contarlos y obser­var su tamaño, para que en cada ocasión puedas rea­lizar un control del número y tamaño de los mismos, debiendo observar los posibles cambios.

Publicado el 22-11-2011 « Volver