¿Qué es la vitamina D?

Este indispensable elemento también llamado calciferol es una de las vitaminas liposolubles necesarias para el desarrollo óseo y la absorción de calcio por parte del intestino, garantiza la mineralización de los huesos, interviene en la coagulación de la sangre, tiene un papel preponderante en el sistema nervioso, inmunitario y muscular. Nuestro cuerpo la genera naturalmente cuando nos exponemos al sol.

Causas, trastornos y tratamiento de las deficiencias de vitamina D.

 Si bien, el cuerpo es capaz de sintetizarla a través de la exposición a los rayos solares, una exposición insuficiente, una deficiencia alimentaria, una insuficiencia en su asimilación, un fallo hepático o renal o ciertos fármacos que impiden su absorción, provocan una deficiencia de la vitamina D, que nos puede ocasionar una serie de trastornos como:

  • Pérdida de la densidad ósea que predispone a sufrir fracturas.
  • Osteoporosis
  • Osteomalacia que alcanza a debilitar también a los músculos.
  • Esclerosis múltiple.
  • Cáncer
  • Diabetes

La medicina actual trata estas deficiencias con  vitamina D dos y tres según el caso. Hasta los dieciocho años  de edad se aconseja dos mil UI por día y desde los diecinueve hasta los setenta años, cinco mil UI por día.

Los alimentos aconsejables para metabolizarla son: el hígado y la leche vacunos, los huevos, los hongos, los quesos, los pescados azules y los grasos como el atún, el salmón y la caballa, los cereales y el jugo de naranja.

Como a través de la alimentación sólo asimilamos un diez por ciento de lo que necesitaríamos para satisfacer la demanda del cuerpo y actualmente dado el cambio ambiental, tomar sol se ha vuelto un tanto riesgoso y se deben usar protectores solares, es necesario tomar suplementos y dosis para evitar los efectos dañinos de su deficiencia.

 

 

© 2017 Clínica Imagix S.A. - Todos los derechos reservados.

Para urgencias coordinadas, comunicarse al    0972 84 84 89

WordPress Image Lightbox Plugin